Y… ¿Por qué las emociones?

Cada vez más escuchamos hablar de la educación emocional convirtiéndose   en una realidad que nos  envuelve y de total importancia en el sistema educativo. La vida emocional de los menores, no atendida hace años por los sistemas educativos tradicionales, parece que cobra vida en las aulas y que desde las edades tempranas se acerca a los estudiantes a este campo tan importante de la vida de los seres humanos, otorgándole consideración en las clases.

En los sistemas tradicionales no es que no solo no se trataran las emociones sino que, muchas veces incluso se reprimían y se suprimían evitando sus manifestaciones. No siendo conscientes de que no permitir al alumnado vivenciar  y manifestar sus emociones como algo natural puede llevar a graves problemas en el futuro tales como: depresiones, nervios, ansidedad…

¿Hay que reprimir las emociones? ¿Existen emociones buenas? ¿malas? ¿Cuáles son buenas? ¿Cuáles malas?… Hoy en día sabemos que no es así, que todas las emociones son necesarias  y  nos permiten reaccionar a diferentes estímulos. Estudios afirman que si reprimimos las emociones, si no sabemos identificarlas y expresarlas, si las evitamos, lo único que conseguimos es generar malestar e intensificarlas generando la situación propicia para que el proceso de enseñanza-aprendizaje no se lleve a cabo.

Por todo ello, hemos decidido que el eje que sustenta nuestro proyecto tienen que ser las emociones!!!!!!!!!!!!!!

blog4

Esta entrada foi publicada en Sen categorizar. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta